Lunes, Julio 28, 2014
Viernes, 26 Octubre 2012 16:09

BEBIDAS ENERGIZANTES: ¿DAÑAN LA SALUD?

Valora este artículo
(2 votos)

Si hay algo caracteriza este siglo, es el ansia de las personas por tener más de todo: diversión, experiencias, información, estudios, dinero y todo aquello que pueda brindar placer. El único problema es que el cuerpo humano tiene un límite un límite de resistencia. Por eso, cuando las bebidas energizantes se introdujeron al mercado, anunciadas como productos maravillosos para mantener a la gente activa, parecían ser la cura a la somnolencia y el agotamiento. Después, se mezclaron con bebidas alcohólicas, muy populares porque se puede bailar y beber toda la noche sin consecuencias. Pero no necesariamente era así. Luego de haber declarado que sus "mágicos efectos" se debían al alto contenido en estimulantes nerviosos, países como Francia, Dinamarca y Noruega restringieron su venta, sólo pueden ser adquiridas en farmacias y bajo receta médica. Sin embargo, en Chile su fama va en aumento y aún no surge regulación legal que restrinja su consumo o siquiera advierta de sus efectos nocivos.

En 1987 el médico austriaco Dietrich Mateschitz lanzó en Austria la primera bebida energética denominada Red Bull.

 Hoy la bebida energética denominada Red Bull se vende en 100 países a un ritmo de más de un billón de latas por año. Su éxito está en el contenido de un jarabe sabor dulce y cítrico que mantiene a la gente vigorosa.

Ha sido empleada por conductores, trabajadores y estudiantes que necesitan permanecer despiertos pese al extremo cansancio. Después, antros y bares las mezclaron con vodka, champaña, licor, o pisco, para crear los nuevos tragos. La respuesta de los consumidores fue inmejorable, puesto que les permite seguir despiertos por muchas horas, bailar sin control y no perderse de la diversión por el sueño.

Parte de la sensación de bienestar producida por este tipo de bebidas es a causa de un efecto energético que se produce por la acción de sustancias psicoactivas, como la cafeína, que actúan sobre el sistema nervioso central inhibiendo los neurotransmisores encargados de transmitir las sensaciones de cansancio, sueño, etc., y potenciando aquellos relacionados con las sensaciones de bienestar y la concentración.

Sin embargo, los energizantes están en la mira porque se ha comprobado que pueden generar dolores físicos, arritmia cardíaca y, consumidas en exceso, pueden hasta provocar la muerte, más si son combinadas con alcohol.

La combinación provoca un estado de éxtasis muy similar al de las drogas, porque se introduce un depresor del sistema nervioso (alcohol) y un estimulante (bebida energizante).

El consumirlas sin control puede provocar diarrea, que conlleva un desequilibrio electrolítico y puede provocar hasta un paro cardiaco.

Tampoco se sugiere tomarlas cuando se realiza ejercicio físico porque el doble estímulo causa eventos cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares. Si se llegaran a ingerir, no recomendaría hacerlo cuando se va al gimnasio o a bailar por muchas horas, porque se producen estos daños.

No la pueden tomar mujeres embarazadas y niños, gente con trastornos siquiátricos, afecciones cardiacas, exceso de peso, y nunca utilizarlos con estimulantes.

 

Lo más seguro es evitar estas bebidas energéticas, especialmente mientras no estén reguladas.

Visto 1318 veces
Carrito de compras
0 Item
Total: $0

Calendario de eventos

Julio 2014
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Proximos eventos

Sin eventos

Síguenos en Facebook